logo

Métodos alternativos para resolver conflictos (ADR)

In English>

Los métodos alternativos para resolver conflictos (ADR, por sus siglas en inglés) se refieren a los procesos para resolver disputas civiles sin ir a juicio. Como los ADR resultan en que se llegue a un acuerdo con mucha frecuencia, las cortes de muchas localidades exigen a las partes en ciertos tipos de casos que participen de procesos de ADR antes que sus casos puedan proceder a juicio.

Normalmente, los proveedores de servicios de ADR no trabajan para la corte, pero la corte mantiene una lista de aquéllos que tienen capacitación en su especialidad. Las personas a quienes la corte ordenó que usen ADR pueden elegir a un proveedor de servicio de esta lista.

1) Mediación ordenada por la corte (“mediación judicial”)

La mediación es un descendiente de los métodos de resolución de conflictos usados por los sabios de la villa o la tribu en tiempos antiguos. En la mediación, ambas partes hablan sobre su disputa con una persona neutral, en general una tercera persona capacitada profesionalmente, llamada un mediador. El papel del mediador es ayudar a ambas partes a comprender los distintos puntos de vista, explorar posibles soluciones y generar acuerdos que todos puedan aceptar.

El mediador no tiene el poder para imponer una solución. Si la mediación no produce un acuerdo, el caso continúa a través del sistema de las cortes.

2) Arbitraje ordenado por la corte (“arbitraje judicial no vinculante”)

El arbitraje es un tipo de juicio informal. En el arbitraje, ambas partes presentan testimonio oral, documentos y otras pruebas tangibles a una tercera parte, llamada el árbitro, que tiene el poder para tomar una decisión sobre la disputa (en general llamada “adjudicación”).

Si cualquiera de las partes no está satisfecha con la adjudicación, puede pedir que el caso vuelva al sistema de la corte. No obstante, si ninguna de las partes quiere ir a juicio (llamado “juicio de novo”), la adjudicación se convierte en un fallo de la corte, y en general se puede hacer cumplir de la misma manera que un fallo de la corte.

3) Evaluación neutral de un caso

La evaluación neutral de un caso es una conferencia con un abogado independiente, quien considera y examina la información provista sobre el caso por cada lado de una disputa. En general, el evaluador tiene cierta competencia en el tema del caso, y dará su opinión sobre lo que cree que ocurrirá si se lleva a juicio. Los evaluadores también pueden ayudar a las partes a desarrollar un plan para resolver el caso.

Muchas personas usan la información proporcionada por el evaluador para llegar a un acuerdo entre sí, o con la ayuda de un mediador.

4) Conferencias para llegar a un acuerdo

Las conferencias para llegar a un acuerdo están diseñadas para promover la resolución de casos antes que vayan a juicio. Pueden ser provistas por una regla de la corte, ordenadas por la corte o sugeridas con firmeza por un juez. Hay “mentores de acuerdo”, abogados experimentados que buscan maneras de resolver el caso. Estas conferencias son informales y pueden ser programadas por la corte antes del juicio, o en la mañana del juicio.

Las conferencias para llegar a un acuerdo no son confidenciales: toda la información compartida con el mentor de acuerdo se puede compartir con el juez. El juez también se puede involucrar en las deliberaciones del acuerdo.

5) Juicios con jueces temporales

Un juez temporal es un abogado independiente elegido por ambas partes de un juicio para que sea el juez de su caso solamente. Si bien estos juicios no tienen lugar en una sala de la corte, se realizan de la misma manera que cualquier otro juicio de primera instancia, excepto que no puede haber jurado y el juicio no puede durar más de 5 días.

La decisión del juez temporal se puede apelar a la corte superior.

<VOLVER A CÓMO FUNCIONAN LAS CORTES

SIGUIENTE>

 

¿Esta información le fue útil? Dénos su opinión.