logo

Las partes de un juicio

In English>

Las “partes” de un juicio son las personas u organizaciones (por ejemplo, empresas o grupos sin fines de lucro) en cuyo nombre se abre el caso.

  • En los casos penales, una de las partes es el gobierno, llamada “el estado”, “la mancomunidad”, o “el pueblo de los Estados Unidos” y la otra parte es el acusado.
  • En casos civiles generales, la parte que inicia el juicio se llama el demandante y la parte contra quien se hace juicio se llama el demandado.
  • En casos de derecho de familia, la parte que inicia el juicio se llama el peticionario y la parte contra quien se hace juicio se llama el respondedor.

Las partes también pueden ser identificadas con otros nombres, dependiendo de la corte y su jurisdicción. El uso de nombres especiales para los distintos tipos de partes permite que todos comprendan inmediatamente el lugar que ocupa cada parte en el juicio.

  • Las partes que se representan a sí mismas en casos de la corte, sin ayuda de un abogado, se llaman “pro per”. “Pro per” es la abreviatura del término latino “pro persona”, que quiere decir "en su propio nombre”. (Algunos lugares usan el término latino “pro se”, que quiere decir “por uno mismo”. En el sistema de las cortes, estos dos términos quieren decir la misma cosa.)

“Entidades legales” que pueden ser partes
Un juicio sólo puede ser iniciado por una “entidad legal en existencia”.

  • Una “persona física” es una entidad legal, y las partes pueden estar compuestas por cualquier cantidad de personas en ambos lados del caso.
  • Una corporación es una entidad legal. Es una entidad que se debe poder identificar como una sola a los fines legales.
  • Una sociedad comercial, organización sin fines de lucro, grupos de ciudadanos u otros pueden ser parte de un juicio si la corte los acepta como representantes de un lado de la disputa.
     

El gobierno puede ser tratado como una parte privada en un juicio por un caso civil, ya sea como demandante o demandado.
 

En una demanda colectiva, las partes pueden ser miles o hasta millones de personas. Para que un juicio sea considerado como demanda colectiva, los demandantes tienen que convencer a la corte que muchas personas poseen intereses similares en el tema del juicio.

“Entidades legales” con derecho restringido a ser partes
Una persona tiene que tener “capacidad legal” para ser parte de un juicio.

  • Una persona menor de 18 años de edad tiene lo que se llama “discapacidad legal”: sus derechos civiles y sociales están limitados bajo la ley.
  • Las personas con enfermedades mentales, retraso mental y personas que se consideran mentalmente incompetentes debido a enfermedad, edad u otro tipo de flaqueza, también pueden tener una discapacidad legal.

NOTA: La discapacidad legal no quiere decir que las personas en estas categorías quedan eliminadas de los casos civiles. Los reclamos o defensas de dicha persona pueden ser efectuados por un representante legal, como un padre, tutor, fiduciario o albacea.

  • Los presos también tienen derechos limitados a ser partes de casos civiles.

“Unión” de partes adicionales en casos civiles

Después de iniciar un juicio, el demandante puede “unir”, o añadir, otras partes al juicio. En general esto se permite pero no es un derecho legal. El juez decidirá si tiene sentido unir a partes adicionales al caso en ese momento.

  • En general, se aprobará la unión cuando los reclamos de las personas que se quieren unir se producen debido a la misma transacción o evento que los reclamos de las partes existentes, de manera que el caso se pueda resolver respondiendo a las mismas preguntas legales o sobre los hechos.
  • Una persona cuyo interés puede quedar afectado por el resultado del juicio se considera “necesaria”, y dicha persona debería unirse al juicio si fuera posible.
  • Una persona cuyo interés será sin duda afectado por el resultado del juicio se considera una “parte indispensable”, y el caso no puede proceder sin esa persona.

“Parte añadida” (tercera parte demandada) en casos civiles

Un demandado que cree que el demandante del caso debería haberle hecho juicio a otra persona, puede involucrarla en el juicio. Éste tampoco es un derecho legal. El juez decidirá si tiene sentido añadir a partes adicionales al caso en ese momento.

Por ejemplo, un comensal que se enferma después de comer pescado, puede hacerle juicio al restaurante. El comensal es el demandante y el restaurante es el demandado. Pero el restaurante quiere involucrar a la pescadería que le suministró el pescado, porque cree que el pescado estaba en malas condiciones antes de ser entregado al restaurante. El restaurante no puede evitar ser demandado, pero se puede cubrir añadiendo a la pescadería al juicio y convirtiéndola en una “tercera parte demandada”.

“Intervención” en casos civiles


Una persona puede proponer ser parte de un juicio si tiene un interés que puede ser afectado por el resultado del caso, o si cree que dicho interés no será protegido adecuadamente por las otras partes. Este proceso se llama “intervención”.

  • La parte que interviene a veces se une al reclamo del demandante, a veces se une al demandado para resistir el reclamo y a veces toma una posición adversa tanto al demandante como al demandado.
  • Una corte decidirá si permite la participación de la parte que interviene contraponiendo los intereses de la persona que desea intervenir con la carga adicional que se impondría a las partes existentes si se dejara intervenir a dicha persona en el juicio.

<VOLVER A CÓMO FUNCIONAN LAS CORTES

SIGUIENTE>

 

¿Esta información le fue útil? Dénos su opinión.