logo

Jurados

In English>

Un jurado es un grupo de ciudadanos elegidos conforme a la ley y autorizados para decidir un caso. El “juicio por jurado” es una de las tradiciones del sistema legal estadounidense. Un jurado puede ser:

  • de acusación, que es un cuerpo de ciudadanos que determina si existe causa probable de un delito y si se deberían que efectuar cargos formales;
  • de juicio (“petit”), que es un jurado ordinario de un juicio penal o civil; o
  • especial, que es un jurado constituido por la corte por petición de cualquiera de las partes de un caso particularmente importante o complejo.

NOTA: Muchos casos, sobre todo casos civiles, son decididos por un juez sin necesidad de un jurado. Por ejemplo, los casos de derecho familiar, testamentario y reclamos menores no tienen jurados. Por ley, sólo un juez puede decidir estos casos.

Si un caso civil fuera elegible para un juicio por jurado, en general las partes decidirán si quieren pedir un jurado.

  • Los pedidos de jurado en general se deben hacer por escrito con bastante anticipación al juicio, o incluso antes de fijar la fecha del juicio. Las fechas de vencimiento se establecen en las reglas de procedimientos civiles estatales y las reglas locales de la corte.
  • Las personas seleccionadas para formar parte de un jurado reciben una pequeña cantidad de dinero por cada día que prestan funciones, y en los casos civiles son las partes del caso las que pagan a los jurados. En la mayoría de las cortes, la parte que solicita a un jurado en general tiene que depositar antes del juicio los honorarios del jurado por un día.

Un funcionario local llamado “comisionado de jurado” es responsable por entregarle a la corte una lista de jurados potenciales calificados. El día que se inicia el juicio de un caso, se le pide a un grupo de jurados presuntos, seleccionados al azar, que se hagan presentes en la corte para prestar potencialmente servicio en un jurado.

  • El grupo de jurados presuntos se hace presente en la sala de la corte, y se selecciona entre ellos al azar a un grupo de 12 personas (o quizás menos), a los que se hace sentar en el área reservada en la corte para el jurado.
  • Una vez sentados, el juez (o el juez y las partes) les hace preguntas para decidir si podrían ser justos e imparciales en el juicio.
  • Cualquiera de las partes puede pedirle al juez que excluya a un jurado presunto si hay una causa justificada. Si el juez está de acuerdo con el pedido, ese jurado presunto será reemplazado por otro, a quien se le harán las mismas preguntas.
  • Cuando ambas partes estén de acuerdo con la composición del jurado, el secretario de la corte les tomará juramento para poder iniciar el juicio. Las personas no seleccionadas para el jurado se podrán ir.

Una vez que el jurado haya sido seleccionado y juramentado, el juez les dará instrucciones para explicar:

  • Qué leyes se aplican en este caso,
  • Cómo deberían evaluar las pruebas que se presentarán; y
  • Cuál es el estándar de prueba que los jurados deberían aplicar al caso: “más allá de una duda razonable” en casos penales, “preponderancia de las pruebas” en un caso civil.
  • El juez también le ordenará a los miembros del jurado que no hablen del caso con personas fuera de la corte o con otros miembros del jurado hasta que llegue el momento de las deliberaciones.

Durante el juicio, la tarea del jurado será decidir qué es lo que realmente pasó en el caso. El deber de cada miembro del jurado es evaluar las pruebas que se presentan y no llegar a conclusiones prematuras. El jurado en general no puede hacerles preguntas a las partes o los testigos.

Al finalizar el juicio, el juez le volverá a dar instrucciones al jurado. En general:

  • Volverá a explicar los puntos del caso;
  • Explicará qué leyes relevantes deberían guiarlos en sus deliberaciones;
  • Les recordará cuál es el estándar de prueba que deberán aplicar a este caso.

Después de oír los argumentos finales de cada parte, y de recibir las instrucciones del juez, el jurado se dirigirá a la sala del jurado para comenzar las deliberaciones. En general, la corte le entregará al jurado formularios escritos con todos los veredictos posibles, de manera que cuando tome una decisión pueda elegir el formulario pertinente.

  • En la mayoría de los casos, el veredicto en un caso penal tiene que ser unánime.
  • En algunos casos, el veredicto en un caso civil no tiene que ser unánime.

Cuando el jurado haya tomado una decisión notificará al guarda de banca, quien a su vez notificará al juez. Todos los participantes vuelven a la sala del juicio para anunciar la decisión.

  • En un caso penal, los veredictos posibles son “culpable” o “inocente”.
  • En un caso civil, el jurado “dictamina a favor del demandante” o “dictamina a favor del demandado”.
    • Si el jurado dictamina a favor del demandante, en general también determinará la cantidad de dinero que el demandado deberá pagar al demandante en calidad de daños y perjuicios.
    • El jurado también tomará una decisión sobre cualquier contra demanda que forme parte del caso.

Después de haberse leído la decisión, y ésta fuera aceptada por la corte, se despedirá al jurado y el juicio habrá terminado.
 

<VOLVER A CÓMO FUNCIONAN LAS CORTES

SIGUIENTE>

 

¿Esta información le fue útil? Dénos su opinión.