logo

Cómo funcionan los casos de la corte

In English>

El sistema de las cortes de California está diseñado para resolver disputas, también llamadas “casos”, “juicios” o “acciones legales”.

  • Los casos penales tienen que ver con presuntas violaciones del orden público.
  • Los casos civiles son disputas sobre derechos legales privados.

Para resolver una disputa, la corte tiene que hacer dos cosas:

  • Tiene que “determinar los hechos” de la disputa (o sea, decidir qué es lo que realmente ocurrió) y
  • Tiene que aplicar los principios legales pertinentes a los hechos.

Una manera de resolver un caso de la corte es por medio de un juicio, que es una audiencia pública donde cada parte presenta:

  • Pruebas para respaldar su versión de “los hechos” y
  • Argumentos legales que le sugieren al juez qué principios legales debería aplicar en el caso.

Si el caso va a juicio, en general las partes pueden solicitar que intervenga un jurado. En ese caso:

  • El jurado “determina los hechos” de la disputa y
  • El juez aplica los principios legales pertinentes a dichos hechos.

Se debe recalcar, sin embargo, que la mayoría de las disputas legales (alrededor del 80 por ciento de los casos iniciados en las cortes de California) se resuelven antes de llegar a juicio.

  • En un caso penal, por ejemplo, un fiscal puede ofrecer al acusado la posibilidad de evitar un juicio admitiendo su culpabilidad a un cargo menor, y por lo tanto salvándose de la sentencia más grave que se impondría si hubiera sido declarado culpable en un juicio por el cargo original. Esto se llama un “acuerdo declaratorio”.
  • En un caso civil, las partes pueden llegar a un compromiso para resolver la disputa, porque cada una teme perder el caso, o piensa que el esfuerzo necesario para ganar el juicio no justificaría lo que costaría. Esto se llama “estipulación”.

Como el objeto del sistema judicial es resolver disputas, esto se puede hacer en cualquier momento. Una disputa se puede resolver aún antes de iniciar un caso. Una vez iniciado un caso, se puede resolver antes que comience el juicio, durante el juicio, mientras el jurado está deliberando, o aún después que se haya dado el veredicto.

  • Cuando se llega a un acuerdo, en general ninguna de las partes admite culpabilidad en la disputa.
  • Un acuerdo no tiene que resolver el caso por completo. Se puede resolver parte de la disputa, mientras que el resto puede quedar para que lo resuelva el juez o el jurado.

La mayoría de las cortes cuentan con programas de métodos alternativos para resolver conflictos (ADR, por sus siglas en inglés). Las disputas resueltas por ADR en general son menos costosas y más efectivas que las resueltas por medio de un juicio.

No obstante, la gente tiene el derecho a resolver su disputa por medio de un juicio. En general se considera que un caso tiene cuatro etapas:

  1. La etapa “declaratoria”, en la cual se presentan documentos formales antes la corte para establecer las posiciones básicas de las partes.
  2. La etapa de “revelación", que es un proceso formal para intercambiar información entre las partes sobre los testigos y las pruebas que se presentarán durante el juicio.
  3. La etapa del “juicio”, en la que cada parte se prepara para presentar o defender su posición delante de un juez, o de un juez y jurado.
  4. La etapa “posterior al juicio”, que será muy distinta para la parte que ganó que la parte que perdió.

El personal de la corte brindará a las partes información sobre el sistema de la corte y tratará de ayudarlas a manejar sus casos, pero la tarea de establecer la versión de los hechos y enmarcar los asuntos legales del caso estará a cargo de cada una de las partes involucradas.

<VOLVER A CÓMO FUNCIONAN LAS CORTES

SIGUIENTE>

 


¿Esta información le fue útil? Dénos su opinión.