logo

Cómo se preparan las partes para un juicio

In English>

La segunda etapa de un caso de la corte se llama etapa de “revelación”. Durante esta etapa ambas partes juntan e intercambian información sobre el caso y se preparan para el juicio. En general, esto incluye la obtención de pruebas para demostrar los hechos que cada parte está presentando, y la investigación de las leyes pertinentes para clarificar los temas legales involucrados.

La disputa existe porque las partes tienen una opinión distinta de lo que ocurrió, y por qué ocurrió. Un juez o jurado no sabe nada sobre el caso inicialmente. Durante el juicio, cada parte contará su versión de los hechos y dará pruebas para demostrar que su versión es la correcta. Parte de la recolección de pruebas se puede hacer informalmente, y otra parte se debe hacer muy formalmente, siguiendo las reglas de los procedimientos legales.

Durante esta etapa se tratará de responder a dos preguntas principales:

  • ¿Qué pruebas puedo encontrar para justificar mis reclamos?
  • ¿Cómo puedo presentar mis pruebas a un juez o jurado para convencerlos que yo debería ganar el caso?

Investigación informal
La investigación informal incluye toda la recolección de información que una parte pueda realizar por sí misma, trabajando con personas u organizaciones que cooperen con ella tanto antes como después que se presente el caso. Esto puede incluir:

  • Entrevistas con testigos oculares
  • Obtener documentos de dependencias públicas, agentes de policía, médicos, etc.
  • Tomar fotografías de objetos o lugares pertinentes
  • Averiguar qué cobertura de seguro tiene la otra parte
NOTA:  Es posible que parte de esta información no se pueda usar durante el juicio. Hay muchas “reglas para presentar pruebas”. No obstante, siempre es mejor tener más pruebas que menos, y parte de esta información puede ser útil para negociar un acuerdo antes del juicio.

“Revelación” formal
La “revelación” formal es un proceso legal que se puede usar después de haberse iniciado el caso. Incluye una serie de reglas por medio de las cuales una parte obtiene información que se encuentra en poder de la otra parte. Algunas herramientas de la revelación formal son:

  • Interrogatorios – preguntas escritas dirigidas a la otra parte, y que la otra parte debe responder por escrito y bajo juramento; y
  • Declaraciones juradas – preguntas verbales realizadas a una persona en su presencia, que ésta debe responder bajo juramento.  La declaración se puede registrar en una trascripción escrita, cinta de video o ambas.
  • Orden de comparecencia – solicitar a la otra parte que permita inspeccionar libros, registros u otros documentos (una orden de comparecencia es una orden emitida por escrito por una corte obligando a una persona a prestar testimonio o presentar ciertas pruebas físicas, como por ejemplo registros).
  • Solicitar que se permita examinar un documento para determinar si es auténtico.

NOTA: Además de las “reglas para presentar pruebas” en la corte, hay también reglas para la revelación formal. Dependiendo del tipo de caso que se trate, puede haber un límite en la cantidad de preguntas que cada lado pueda preguntar, por ejemplo, y por cuánto tiempo se podrá prolongar la etapa de revelación. Es importante aprender y obedecer estas reglas.

La información que se junte durante esta etapa no será presentada ante la corte. Se deberá más bien compartir con la otra parte del juicio. Esto es para prevenir un “juicio por emboscada”, donde una parte no sabe qué pruebas o testigos va a presentar la otra parte hasta el momento del juicio, cuando ya no hay tiempo para encontrar pruebas en lo contrario.

<VOLVER A CÓMO FUNCIONAN LAS CORTES

SIGUIENTE>

 

¿Esta información le fue útil? Dénos su opinión.