logo

Juicios en la corte

In English>

Si bien hay algunas diferencias entre juicios civiles y penales, el procedimiento básico es el mismo.

El juez preside la sala.
Él es el que está a cargo.

  • Si el juicio se realiza con jurado, el juez decide los temas legales y le da instrucciones al jurado, informándole sobre las leyes que se aplican al caso. (El jurado establece los hechos de acuerdo a las pruebas que se presentaron.)
  • Si no hay un jurado, el juez establece los hechos y decide el veredicto: culpable o inocente en un caso penal, o dictaminando a favor o en contra del demandante en un juicio civil.

El juicio en general comienza con declaraciones introductorias por cada parte, donde se describe para el juez o jurado el caso que van a juzgar. Las declaraciones introductorias tienen que limitarse a los hechos que serán confirmados por las pruebas.

  • La parte que inició el caso (el gobierno en casos penales o el demandante en casos civiles) dará su declaración primero.
  • El acusado o demandado hará su declaración después.

La parte central del juicio es la presentación de las pruebas. Las pruebas pueden ser personas (testigos) o cosas (pruebas documentarias). Nuevamente, el fiscal/demandante va primero y el acusado/demandado después. Al finalizar la demostración de pruebas por parte del acusado o demandado, el fiscal o demandante puede presentar nuevos testigos o pruebas documentarias para refutar las pruebas presentadas por el acusado o demandado.

  • Las pruebas directas son aquéllas que hablan por sí mismas: relatos de testigos oculares, una confesión o un arma.
  • Las pruebas circunstanciales son las que sugieren un hecho por implicación o inferencia: por ejemplo, el aspecto de la escena del crimen, un testimonio que sugiere una conexión o vínculo con el crimen, o pruebas físicas que sugieren actividades delictivas.
NOTA: Hay reglas estrictas sobre los tipos de pruebas que se pueden presentar en un juicio, y su presentación está gobernada por reglas formales.

Los argumentos finales de cada parte describen las pruebas presentadas y señalan al juez o jurado los hechos que favorecen a la parte que está exponiendo.

Si hay un jurado, el juez lo instruirá sobre las leyes relevantes que deberían guiar sus deliberaciones. Describirá los puntos del caso y explicará la carga de la prueba que el jurado debería aplicar al caso.

La decisión por parte del jurado se llama el “veredicto”. En un caso penal, los veredictos posibles son “culpable” o “inocente”. En un caso civil, el jurado “dictaminará a favor del demandante” o “dictaminará a favor del demandado”.

  • Si el jurado declara “culpable” al acusado en un caso penal, el juez fijará una fecha para determinar la condena.  Antes de esta fecha se realizará una investigación sobre la condena, para ayudar al juez a determinar la condena apropiada, de una gama de condenas posibles establecidas por la ley.
  • Si el jurado “dictamina a favor del demandante”, en general también determinará la cantidad de dinero que el demandado deberá pagar al demandante en calidad de daños y perjuicios, con frecuencia después de una audiencia separada para tratar el tema.
  • El jurado también tomará una decisión sobre cualquier contrademanda que forme parte del caso.

Después que se leyó la decisión, y ésta fuera aceptada por la corte, se despedirá al jurado y el juicio habrá terminado.

No obstante, la decisión del jurado no entrará en vigencia hasta que el juez publique un fallo sobre la decisión, es decir hasta que no se registre la decisión en el expediente público.

  • En un caso penal, el juez en general no tendrá autoridad para modificar el veredicto. En general lo tiene que aceptar o rechazar.
  • En un juicio civil, el juez puede llegar a tener la autoridad para aumentar o reducir el monto por daños y perjuicios otorgado por el jurado, o para hacer otras modificaciones antes de publicar el fallo.

<VOLVER A CÓMO FUNCIONAN LAS CORTES

SIGUIENTE>

 

 

¿Esta información le fue útil?  Dénos su opinión.