logo

Cómo trabajar con abogados

In English>

Si tiene un problema legal y no sabe cómo resolverlo, quizás quiera contratar a un abogado. Los abogados son personas capacitadas especialmente en derecho y en nuestro sistema legal, así que el abogado correcto puede asesorarlo y ayudarlo con su problema en particular.

  • Si, por ejemplo, es acusado de haber cometido un delito o le hacen juicio, un abogado lo puede ayudar a comprender cuáles son sus derechos, y los puntos fuertes y débiles de su caso. Un abogado conoce las reglas y procedimientos a seguir para alegar su caso ante la corte. Y un abogado puede ser fundamental para presentar exitosamente su versión de los hechos ante un juez o jurado.
  • Un abogado lo puede ayudar a obtener un divorcio, presentar un pedido de quiebra o escribir un testamento. Si sufrió lesiones graves o fue maltratado, un abogado lo puede ayudar a presentar un pleito. Algunos abogados pueden ayudarlo en una variedad de problemas legales; otros se especializan sólo en ciertas áreas del derecho.

Hay muchas maneras de encontrar a un abogado que lo pueda ayudar con su caso.

  • Recomendaciones. Pregúnteles a sus amigos, compañeros de trabajo y empleadores si conocen a abogados con experiencia en el tipo de problema que tiene.
  • Servicios certificados de remisión a abogados. Puede llamar al colegio de abogados de su condado, que probablemente contará con un servicio de remisión a abogados.
  • Anuncios. La mayoría de los abogados no colocan anuncios, pero algunos sí.  Algunos abogados se asocian y ponen un anuncio ofreciendo sus servicios como grupo.
  • Entidades que brindan ayuda legal gratis. Si no está en condiciones de pagar a un abogado, puede llegar a obtener ayuda gratis o de bajo costo para casos no penales recurriendo a un programa de servicios legales. Ello dependerá de sus ingresos y de la naturaleza de su problema legal. Consulte su directorio telefónico para ver si hay una organización de este tipo cerca suyo.

Cómo contratar a un abogado
Antes de reunirse con un abogado, haga un poco de investigación. Llame a varios abogados y haga preguntas que puedan ayudarlo a tomar la decisión. Anote todo lo que le digan los abogados. Tómese el tiempo necesario para pensar en lo que respondieron. Después haga una cita con el abogado que le parezca más adecuado.
Cuando se reúna con el abogado, pregunte cuánto tiempo cree que va a tomar su caso, cuáles son los pasos a tomar, y cuánto y cómo le va a cobrar. Si hay algo que no entiende, pida una explicación más sencilla.

Pregúntese lo siguiente:

  • ¿Se sentirá cómodo trabajando de cerca con el abogado?
  • ¿Cree que el abogado tiene la experiencia y habidad para hacerse cargo de su caso?
  • ¿Comprendió la explicación del abogado sobre lo que hay que hacer en su caso?
  • ¿Sus honorarios son razonables?

Representación limitada
En algunos casos puede usar un método llamado representación limitada. Esto consiste en contratar a un abogado sólo para ciertas etapas del caso. No obstante, no todos los abogados están dispuestos a trabajar en sólo una parte del caso. O si lo hacen, no estarán dispuestos a asumir la responsabilidad por supervisar su caso. Las limitaciones de su representación quedarán asentadas en un acuerdo.


Acuerdos sobre honorarios
Usted y su abogado deberían ponerse de acuerdo en los honorarios y servicios provistos por el abogado. De esa manera ambos sabrán lo que esperar de la otra parte.

He aquí algunas preguntas al respecto:

  • ¿Cómo cobrará el abogado por su tiempo?
  • ¿Quién más trabajará en el caso: un abogado asociado, asistente legal, paralegal? ¿Cómo se cobrará el trabajo realizado por estas otras personas?
  • ¿Qué se puede hacer para reducir los honorarios y costos?
  • ¿Cuál es la estimación del abogado sobre los cargos totales?
  • ¿Qué porción de lo que tendrá que pagar serán costos, a diferencia de honorarios? (Los costos incluyen las llamadas telefónicas, fotocopias, ayuda administrativa, cuotas de la corte, gastos de viaje, etc.)

Esté seguro que comprenda el acuerdo antes del firmarlo. Si no se siente cómodo con alguno de los términos, no lo firme. Y si no puede resolver el desacuerdo, quizás le convenga buscar a otro abogado.

Para formar un buen equipo entre abogado y cliente, compruebe que:

  • Usted y su abogado tengan el mismo objetivo.
  • Comprenda y se sienta cómodo con el estilo de trabajo del abogado. Tenga una idea clara de cuáles son los pasos a tomar en su caso, cuándo se producirán eventos significativos, y cuándo y con qué frecuencia se comunicará el abogado con usted.
  • El abogado cuente con la información y documentos necesarios para comprender su caso.

Comprenda y esté de acuerdo con la manera en que el abogado cobra por sus servicios.

Si tiene preguntas o preocupaciones sobre su caso legal, consulte con su abogado y escuche sus respuestas. Si a pesar de ello sigue sin aclarar sus dudas, muchos colegios de abogados locales cuentan con programas de relaciones con el cliente que lo pueden ayudar a comunicarse efectivamente con su abogado.

<VOLVER A USTED Y LA CORTE

SIGUIENTE>

 

¿Esta información le fue útil?  Dénos su opinión.